El caso del estudiante de derecho Javier Ordóñez, evidenció que dos agentes lo habrían golpeado a dentro del CAI 

En la localidad de Engativá, el ciudadano Javier Ordóñez fue detenido por supuestamente estar tomando licor en la calle en medio de la cuarentena del 2020 en el mes de septiembre, en el CAI del barrio Villa Luz Ordóñez fue asesinado a manos de la policía colombiana.

Por parte de las pruebas documentales y testimoniales indican que tras ser reducido por la fuerza y una pistola taser, Ordóñez fue trasladado en un vehículo de la Policía al CAI. Allí, el intendente, presuntamente y de manera intencional, se excedió en el uso de la fuerza y “habría bajado violentamente del vehículo al ciudadano que se encontraba esposado de pies y manos, haciéndolo caer de rodillas contra el pavimento”.

Estos cargos fueron calificados como gravísimas a título de dolo, por lo que se exponen a una sanción consistente en la inhabilidad de 20 años para ejercer cargos públicos y una multa de 1.500 salarios mínimos mensuales legales vigentes, cerca de 1.500 millones de pesos.

Por estos hechos, ya fue condenado a 20 años de prisión el patrullero Juan Camilo Lloreda Cubillos, después de reconocer mediante un preacuerdo su responsabilidad en los delitos de homicidio y tortura agravados. Igualmente, se comprometió al pago de una multa y a presentar excusas públicas y ayudar a esclarecer los hechos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: