Cesar Luis Alberto Monsalvo Gnecco, gobernador de Cesar, revela más detalles de la privación de su libertad.

En el pasado informe Los Infiltrados reveló la verdad de cómo sucedieron los hechos por los que la Corte Suprema de Justicia condenó al gobernador del Cesar, cuya prueba reina es un documento firmado por Monsalvo Gnecco en el que adquirió el compromiso, ¿qué dice dicho documento?

El documento redactado por la comunidad se soportó en fallos judiciales que ordenaban no desalojarlos por su condición de desplazados afectados por grupos armados ilegales, para evitar que fueran revictimizados, hasta tanto no se haya logrado una solución definitiva a sus derechos fundamentales a tener vivienda digna. Razón por la que el entonces candidato aceptó firmar el compromiso de ayudarlos y protegerlos en caso de ser electo gobernador.

“Yo me comprometí a cumplir las sentencias judiciales que los protegía y obligaba a dejar quieta y pasivamente hasta encontrar una solución definitiva a su problema de vivienda digna”, afirma el gobernador del Cesar Luis Alberto Monsalvo Gnecco.

De acuerdo con el texto firmado por el entonces candidato rezaba lo siguiente: “Me comprometo con la comunidad del barrio Tierra Prometida y la junta directiva del mismo a cumplirle el compromiso de mantenerlos quieta y pasivamente en dicho inmueble ocupado. Les prometo en mi programa de gobierno incluirlos en el proyecto de construcción de las viviendas dignas requeridas en este sector. Igualmente, acataré de manera prioritaria en mi gobierno las sentencias judiciales de los diferentes juzgados de Valledupar que ampararon los derechos fundamentales a la vivienda digna de los ocupantes de este sector”.

Así, se demuestra que el documento que para la Corte demuestra un claro delito, en realidad demuestra el interés de la comunidad por garantizar su bienestar haciéndose visibles ante el candidato más opcionado a ganar las elecciones locales y se aleja de la comisión de un delito por el que le fue impuesta una condena.

Uno de los argumentos más fuertes para demostrar que no se cometió ningún delito es que, así como aquel documento, en el país hay cientos iguales firmados por diferentes candidatos que se comprometen con las comunidades a construir vías, hospitales, escuelas, acueductos o cualquier obra que represente sus necesidades más sentidas.

Dichos compromisos no corresponden a un delito, sino al normal ejercicio de la democracia, ya que es la manera en la que todos los candidatos hacen campaña, a través del ofrecimiento de soluciones a las necesidades puntuales de cada comunidad. Es lo que se conoce como voto programático, es decir, que los ciudadanos responden con su voto cuando confían en que tendrán soluciones si ese candidato llega a ser gobernante.

“Sé que hice lo correcto porque resolver el problema de la gente necesitada, de las invasiones y de las demás comunidades es nuestra causa. Es así como entiendo mi misión, sirviendo a la gente, resolviendo sus necesidades básicas insatisfechas y buscando el equilibrio social”, agrega el gobernador del Cesar.

De esta manera, el mandatario busca probar su inocencia y demostrar que aquel documento no es más que parte de su ejercicio político y que no cometió ningún delito al comprometerse con la comunidad, ya que no fue un compromiso a cambio de votos. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s