Los caminos que tiene el Gobierno para traer de vuelta a Aida Merlano

El Gobierno Nacional parece estar en una encrucijada con el caso de la excongresista Aída Merlano, actualmente en manos del presidente venezolano Nicolás Maduro, a quien muchos sectores políticos en Colombia consideran un dictador.

Hasta el momento Maduro no ha tomado ninguna decisión definitiva sobre la suerte de Merlano y solamente ha planteado la posibilidad de revivir las relaciones consulares entre Colombia y Venezuela, a lo que el presidente Iván Duque ha respondido: “Que no vengan ahora a enredar la pita”.

La razón que dificulta el traslado de la exsenadora al país es que las relaciones entre los dos países están rotas y los canales de comunicación para tramitar este tipo de situaciones son inexistentes.

En el panorama hay al menos tres caminos para que la excongresista costeña regrese al país y pague la condena que le impuso la Corte Suprema de Justicia a 15 años de cárcel, la que, en todo caso, fue apelada por la defensa de Merlano.

El primer camino es el ha planteado Duque, es decir que sea “deportada” y que “se le aplique en Colombia todo el peso de la ley”.

En este camino ya se cumplió la primera parte, es decir la captura de Merlano, quien estaba cobijada con una circular roja de la Interpol. Sin embargo, este camino ya no es posible debido a que la justicia venezolana le dictó prisión preventiva a la fugitiva y le imputó los delitos de uso de documento falso, usurpación de identidad y asociación para delinquir.

Este proceso deberá ser decidido en ese país antes de que se tome una decisión sobre si se deporta o no a Colombia.¿Extradición?

El segundo camino es la extradición, el cual parece más enredado todavía.

El pasado jueves las autoridades colombianas informaron que habían sido notificadas por sus pares venezolanas de la detención de Merlano, con lo que comenzó el proceso de extradición.

Este procedimiento debe impulsarlo la Sala de Juzgamiento de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia a través de la Cancillería colombiana, pero la gran pregunta es ante quién, tomando en cuenta que no hay relaciones con VenezuelaLa canciller, Claudia Blum, ha dicho que esta petición se le elevará al gobierno de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y mandatario interino de ese país, quien, según expertos como Mauricio Jaramillo, de la Universidad del Rosario, “no tiene el control, por ejemplo, del porder judicial” en ese país.

Y la tercera vía sería aceptar la propuesta de Maduro y restablecer las relaciones consulares con Venezuela, algo que Duque, hasta ahora, ha rechazado.

La decisión del mandatario, en todo caso, no es caprichosa. Hace cerca de un año el presidente venezolano fue quien rompió los vínculos con Colombia y expulsó al personal consular que tenía asiento en ese país.

Adicionalmente su partido, el Centro Democrático, ha sido un duro crítico de Maduro y varios sectores en Colombia no entenderían que Duque pasara de jugársela a fondo con Guaidó a retomar las relaciones consulares con Maduro.

Sin embargo, este es el camino que recomiendan expertos como el exministro y académico Jaime Pinzón, para quien “a Colombia y a Venezuela les conviene mantener las relaciones consulares” y que, al margen del tema de Aída Merlano, haya “facilidades, tanto para venezolanos como para colombianos, con el objetivo de que puedan realizar las gestiones de tránsito”.

La decisión para el presidente Duque no es fácil, y menos en momentos en que ya algunos han comenzado a hablar de que Merlano reciba el asilo en Venezuela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s