Noticias Política

Las elecciones en Bolívar pierden el rumbo

En una época electoral que ya se ve amenazada por fenómenos como las fake news, sigue presentándose otro síntoma que ha sido común denominador en la actividad política: la campaña sucia.

En días pasados, la periodista Vicky Dávila reveló una serie de audios que comprometen a Vicente Blel Scaff. Debido a estas declaraciones, y a pesar del video que Vicente Blel Scaff publicó en sus redes sociales, rechazando tajantemente el comportamiento de su padre, el partido Centro Democrático le retiró el aval a el hijo del ex congresista, quien aspira a la Gobernación de Bolívar.

Los habitantes de Bolívar se esperanzan cada cuatro años en tener buenos gobernantes y con razón. La capital del departamento, Cartagena, es la ciudad capital más pobre de Colombia. Sin embargo, el panorama se nubla con acontecimientos como destituciones, sanciones y declaraciones. A eso, hay que sumarle que las campañas electorales se han convertido en una completa guerra y eso, a la final, solo resulta por afectar a quienes eligen.

No se puede negar que la corrupción es un delito, que está mal y debe ser rechazado por la sociedad. Pero también es erróneo juzgar a un hijo por los pecados de su padre, como se ha hecho con Vicente Blel Scaff y, resulta peor, que las raíces de esos prejuicios presuntamente sean parte del plan de un candidato, para perjudicar a otro. Sí, todo parece indicar que uno de los candidatos a la Gobernación de Bolívar fue el artífice de los reveladores audios que se publicaron en La W Radio. Eso es campaña sucia y el daño que le hace a las elecciones también es de gravedad.

La política es la actividad de los que gobiernan o aspiran a gobernar los asuntos que afectan a la sociedad o a un país. Precisamente, buscar el bien de una sociedad debe hacerse con buenas propuestas, con campañas limpias en las que se gane el favor de la gente por convicción de la misma. La campaña sucia refleja hambre de poder, falta de interés por la gente y, a lo mejor, un futuro negro para los ciudadanos que terminen marcando la ‘x’ en el tarjetón. Para efectos políticos, el fin no justifica los medios.

Bolívar está que arde, y no por los 32 grados de temperatura que azotan a la ciudad, sino porque las campañas políticas se están saliendo de rumbo. Los invitamos a participar en las redes sociales con el numeral #PorUnaBolívarTransparente

0 comments on “Las elecciones en Bolívar pierden el rumbo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: