Política

El ajedrez de las alianzas políticas

Luego de la “pálida” que le dio a Jesús Aníbal Echeverri y el tener que protegerse en el paraguas ramista, siguieron las alianzas en la campaña por la Alcaldía de Medellín y el excandidato César Hernández llegó a las huestes del candidato de Fico, Santiago Gómez.

El excandidato César Hernández llegó a la candidatura de Santiago Gómez.

Tal como se preveía cuando se aproximara el epílogo de la campaña por la Alcaldía de Medellín y los temibles resultados y realidades porcentuales de las encuestas comenzaran a hacer estragos entre los candidatos, la lucha democrática por ese cargo se calentó y definitivamente se desató un interesante juego de alianzas que con seguridad va a inclinar la balanza hacia uno de los tres o cuatro aspirantes que a casi un mes de la verdadera encuesta de las urnas, figuran ya como favoritos para ser el décimo primer alcalde popular de la capital de Antioquia.

Como se divulgó ampliamente el pasado fin de semana, el primer candidato en declinar y adherir fue el concejal Jesús Aníbal Echeverri Jiménez, quien se deslizó hacia la opción de Alfredo Ramos, en una maniobra en la que todavía se discute si fue por plata, tiene algo de programático o efectivamente fue como consecuencia de su estancamiento en las urnas, de pasar del segundo al tercer puesto en la intención del voto, como el ya excandidato alega y se justifica, aunque muy pocos le creen debido al pésimo manejo que le dio a su retiro, toda vez que lo negó todo el mismo día de su tirada de toalla.

Muchos periodistas andan muy molestos con el expopular “Peluche”. Pues esta primera fusión entre candidatos fue el despegue concreto de un calculado y desesperado escenario en el que se estima predominarán los pactos entre los candidatos y excandidatos a la Alcaldía.

Después del sorpresivo marginamiento de Echeverri Jiménez, el siguiente capítulo del juego de las alianzas lo protagonizaron muy temprano este martes 24 de septiembre, el candidato del alcalde Fico, Santiago Gómez Barrera, y el exaspirante obligado por la Registraduría del Estado Civil, César Hernández Correa, aunque por otros tópicos como en el Partido Verde cartas vienen y cartas van, coqueteos no faltan, las reuniones y los contactos son la comidilla de la campaña y los uribistas no se desaniman aún de alcanzar un pacto con el “fiquismo” para alejar al asustador gasparín de Daniel Quintero.

Esta vez el escenario fue un cómodo salón del Hotel San Fernando Plaza y no el desordenado acto del pasado sábado en la Plaza de las Luces, toda vez que la dictadura de la TV nuevamente se cree amo y dueño de las ruedas de prensa, y camarógrafos y cablistas irrespetan a los otros medios y para colmo los hostigan con despistados policías que creen que la televisión es el único medio de prensa. Debe haber muchos canales públicos y privados porque el número de cámaras es muy alto y con ellas hacinan los espacios y estorban la labor de los demás medios.

En ese salón sumaron voluntades políticas el candidato Santiago Gómez y César Hernández, quien hasta unas semanas atrás fuera también aspirante por firmas a la Alcaldía por el grupo significativo de ciudadanos “Medellín Evoluciona”, y quien por decisión de las autoridades electorales, que sigue demandada o impugnada, tuvo, obligado, que retirarse de la candidatura, entre otras cosas, una de las más realistas y serias del exagerado abanico de opciones por el conocimiento de la ciudad que tienen este ingeniero civil del Politécnico Jaime Isaza Cadavid con especialización en gerencia de proyectos de la UPB.

Como candidato por firmas radicó ante la Registraduría 130.000 apoyos ciudadanos, de los cuales 58.000 fueron totalmente validados, pero la Registraduría sólo le reconoció 44.000 inclusive tras la apelación y se necesitan 50.000 firmas para avalar la candidatura. Esta situación se encuentra en litigio judicial que será muy largo, por lo cual decidió sumarse al proyecto electoral de Santiago Gómez, quien también se inscribió por firmas a través del movimiento “Seguimos contando con vos”.

Este aspirante dijo que no se trata de ninguna alianza, ni de firmar ningún papel o compromiso, sino de una suma porque ambos ven la ciudad del mismo modo. Hernández a su turno dijo que se une a Gómez porque se trata de sumar experiencias, de no polarizar la ciudad, de trabajarla colectivamente y menos de frenar el desarrollo que le han dado muy buenas alcaldías.

Ambos trabajaron juntos, fueron compañeros de gabinete y siempre hubo mucho respeto entre los dos.

En los últimos quince años Hernández Correa, quien se crió en el barrio Manrique, conoció todos los territorios de Medellín y del departamento construyendo sueños y transformando realidades. Fue gerente de Metroplús, director de Planeación Municipal, gerente de la Empresa de Desarrollo Urbano de Medellín, EDU, director del Departamento de Gestión de Riesgo de la Gobernación de Antioquia y desarrollador de la metodología del Proyecto Urbano Integral (PUI), premiada y replicada en nueve países latinoamericanos.

Además lideró cerca de 250 proyectos de ciudad en las últimas administraciones, que transformaron a Medellín y a sus habitantes. Siempre pone como ejemplo las famosas escaleras eléctricas de la Comuna 13, proyecto que cambió la dinámica social y de convivencia de todo un territorio y que hoy es referente mundial de la evolución en el mundo.

Entre tanto, Santiago Gómez, quien detrás del trono ha sido uno de los cerebros políticos del proyecto que llevó a su socio de más de 25 años, Federico Gutiérrez, a la Alcaldía de Medellín, recalcó con énfasis que las últimas encuestas muestran como tendencia que los candidatos Alfredo Ramos y Daniel Quintero vienen bajando y por el contrario la tendencia suya es al ascenso, para terminar diciendo que “yo seré el alcalde”.

Luego del retiro de Jesús Aníbal Echeverri, los sobrevivientes Ramos, Quintero y Gómez ocupan los tres primeros lugares en los estudios estadísticos electorales y en caso que no ocurra un milagro o un evento rarísimo con los aspirantes ubicados entre el cuarto y sexto puesto, estos tres son los llamados a disputar la Alcaldía de Medellín este 27 de octubre.

Muy verdes los Verdes

Entre tanto, por el sector del Partido Verde que lidera el congresista León Fredy Muñoz esperan una respuesta a la carta que este matiz, no fajardista, le enviara a la candidata de esa formación partidista a la Alcaldía de Medellín, Beatriz Rave, para que se baje de su aspiración y acompañe la opción, según ellos muy segura de ganar la alcaldía, de Daniel Quintero.

“Hoy las encuestas nos dan la razón y Daniel Quintero se consolida como el mejor candidato de los sectores alternativos de la ciudad. Entre tanto, nuestra campaña aún no logra conectar. Es evidente la necesidad de encontrar caminos que conduzcan a alianzas”.

El anterior es uno de los párrafos claves de la esquela a la candidata Rave, que se complementa con este otro fragmento: “Sin embargo, vemos con enorme preocupación que, hasta ahora, y según sus pronunciamientos en redes sociales, y que han sido difundidos a través de los medios masivos de comunicación, el único avance ha sido sólo en una alianza con el señor Juan David Valderrama, candidato que a pesar de llevar un año en campaña no ha logrado superar el 2% en las encuestas y cuyas posturas, en contra de la unidad son ampliamente conocidas”.

Este sector de los Verdes en Antioquia insisten en el mensaje epistolar a la Rave sobre un acuerdo programático con Quintero que es para ellos la candidatura más viable para ganar en Medellín.

En efecto y tal como dice la carta siguen las reuniones entre delegados y candidatos al Concejo de Rave y Valderrama, quienes tienen un origen fajardista, para lograr que haya un solo aspirante, mientras que por los cuarteles de Quintero están a la expectativa si alguno de ellos coge para su sede de la carrera 80. Recordemos que ante la Dirección Nacional del Partido Verde, Rave le ganó el pulso a la aspiración a Quintero para el caso de Medellín y el fajardismo se quedó con esa nominación, mientras que para sopesar esa decisión se apoyó la candidatura a la Gobernación de Aníbal Gaviria y no la de Mauricio Pérez.

Entre tanto, alguien de un sector conservador cercano a la candidatura de Juan Carlos Vélez propone muy preocupado que este candidato, quien definitivamente no conectó con el electorado de Medellín, llegue a la aspiración de Ramos antes que lo hagan otros y de esa manera quede valiendo alguna cosa.

Y las emociones de la campaña a la Alcaldía de Medellín seguramente no pararán y aseguran que habría un principio de acuerdo entre el uribismo y el fiquismo, en el sentido de que si Alfredo Ramos sigue en caída libre en la intención de voto y llegue a niveles más bajos, promediando octubre, al 15%, este candidato se bajaría en favor de Santiago Gómez, en caso que a su vez este aspirante no se estanque en 7% y su tendencia de ascender llegue más allá del 20% y supere a Ramos. Y claro también viceversa. Dicen además que hasta el senador Uribe habría estado de acuerdo con este arreglo.

0 comments on “El ajedrez de las alianzas políticas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: