Caribe Noticias Regiones

El nuevo escándalo de la Madame en Cartagena

Liliana del Carmen Campos, la mujer que fue enviada a la cárcel señalada de ser una de las mayores proxenetas del país, fue vista caminando tranquila por el centro de la ciudad amurallada. La razón por la que estaba por fuera del penal es realmente insólita.

Liliana del Carmen Campos es un nombre que no le dice mayor cosa a la opinión pública. Sin embargo, el alias con el que las autoridades la bautizaron sí: la madame de Cartagena.

Durante varias semanas del año pasado esta mujer fue la protagonista de las principales noticias que circularon en los medios, sus fotos e historia fueron virales en redes sociales. La razón: en julio de 2018 las autoridades dieron a conocer los resultados de una operación en contra de la que se suponía era la red de explotación sexual de mujeres descubierta en el país. Según la denuncia, funcionaba en Cartagena y la jefe de esa banda era Campos, la Madame.

La mujer fue enviada por un juez a la cárcel de San Diego en el centro de la Ciudad Amurallada mientras esperaba el comienzo del juicio en su contra. Poco se volvió a saber de ella, hasta esta semana.

El martes pasado varios transeúntes vieron caminar a la mujer por el centro histórico de la capital de Bolívar. Fue muy fácil reconocer su imagen y exótica figura. El asunto se tomó las redes y se convirtió en un escándalo, pues no era sencillo entender porque estaba en las calles cuando se suponía de debería estar tras las rejas.

El director del penal explicó a algunos medios que la mujer, acusada por delitos de inducción a la prostitución, trata de personas y concierto para delinquir, tenía ese día una citación ante un juzgado a pocas cuadras del penal. Según dijo el funcionario esa cárcel no tiene vehículos para movilizar los detenidos y, como estaba relativamente cerca del despacho judicial, no alquilaron un carro para no “meterse en trancones” y por eso optaron por caminar.

REDACCIÓN.

A %d blogueros les gusta esto: