Advierten falta de recursos para realizar obras en la vía al Llano

El Ministerio de Transporte y demás entidades que visitaron los puntos críticos de la vía al Llano coincidieron hace dos semanas en afirmar que se avanza positivamente en la mitigación del riesgo en los puntos de los kilómetros 64 y 46, la veeduría ciudadana advirtió que el Ministerio de Hacienda no ha transferido al Ministerio de Transporte la plata para seguir invirtiendo en dichos sitios.

De hecho, la gobernadora del Meta, Marcela Amaya, le transmitió la preocupación a la Ministra de Transporte, Ángela Orozco, porque tampoco hay dinero para obras de la doble calzada del tramo 1, desde la salida en Bogotá hasta El Tablón y advirtió que tampoco se podría hacer por Alianza Público Privada debido que hay muchos peajes. Por lo anterior se le pidió al Gobierno Nacional conseguir el dinero para ese tramo.

La ministra Orozco aseguró que su gestión está enfocada en lograr los dineros lo más pronto para aprovechar la temporada de verano en los sitios de derrumbes y culminar allí los trabajos.

“En el kilómetro 46 se hacen obras de estabilización del talud, reparación del muro de contención y reparación del pavimento. Han descargado material, aplicado concreto primario y secundario, así como la instalación de malla soldada. El total de la inversión es 2.200 millones de pesos”, dice en su informe final la veeduría.

La firma contratista considera que en abril podrán dar paso por ese tramo paralelo al río Negro, lo que permitiría volver a usar esa ruta, garantizando mejor movilidad en doble calzada para la temporada de Semana Santa.

En la vía al Llano hay otros puntos críticos. La Concesionaria Vial Andina tiene disponibles 27.000 millones de pesos, dinero que pondrá a disposición para obras de estabilización. Quedó el compromiso de identificar los puntos críticos, priorizar e invertir.

La veeduría reconoce los avances en las obras de mitigación del riesgo, siendo eso favorable para la región, el éxito del concesionario y del Gobierno Nacional. Se debe resaltar el interés de este gobierno por dar la cara, y actuar inmediatamente, con el ánimo de ofrecer soluciones que garanticen el tránsito permanente por la vía.

Es necesario informar que gracias al trabajo de la veeduría, se cuenta con actualizada información contractual, geológica y ambiental, que está fluyendo mucho mejor hacia la ciudadanía, permitiendo se activen acciones de gestión más eficientes.

En el kilómetro 64 corroboraron que se estén cumpliendo los compromisos sobre las obras de estabilización. Los representantes del ministerio, concesión y Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) confirmaron que se realizan obras de estabilización en la parte alta, con el fin de evitar caída de piedra que produzcan más muertos o la imposibilidad de movilizarse libremente. En ese punto se están invirtiendo 3.000 millones de pesos.

El grupo veedor con los miembros del gobierno recorrió obras del tercer tramo de la doble calzada entre Chirajara y Villavicencio, especialmente el túnel Buenavista II, donde la ingeniería colombiana con maquinaria japonesa ha logrado avanzar a buen ritmo. Se espera unir los dos frentes de trabajo antes de terminar este año, para entregar al servicio finalizando el 2021.

El grupo visitó la construcción del viaducto Pipiral paralelo al puente del mismo nombre. La veeduría fue informada que la concesión usa maquinaria propia de reciente tecnología para asumir tal empresa. Según el cronograma de obra la estructura estará lista en diciembre de 2019.