Centrales Noticias Política Regiones

Camilo Gaviria, conocido como “Hijo de Adriana Gutiérrez”, quiere gobernar Caldas

Camilo Gaviria

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Los Infiltrados.

Este NN es el único candidato a la gobernación de Caldas que se ha comenzado a mover públicamente.

Hijo de la exsenadora Adriana Gutiérrez, salpicada por sus vínculos con parapolítica en la región, le da su aval para poder llegar a ser el seleccionado por el Centro Democrático.

Gaviria de 39 años de edad, no tiene experiencia en política, pero como negociante conseguió aliados en empresas y de organizar reuniones con los sectores políticos que se fueron con Duque en ambas vueltas.

“Obvio el ser hijo de doña Adriana le da a Camilo un handicap importante, pero la clase política lo conoce poco. Apenas hay que empezar a sacarlo y presentarlo”, aseguran dirigentes del uribismo en el sector.

Según él, la meta es reivindicar la política y alejarla de las prácticas tradicionales que, considera, tienen a la gente desengañada, sin embargo se mueve buscando apoyo de la clase política tradicional como lo son la unión del Liberalismo y el Centro Democrático.  

Por su lado el exsenador Mauricio Lizcano se mostró contundente frente a esta ficha política, liderada por Adriana Gutiérrez y dijo: “Dialogué con la doctora pero comprendí que ella ya tiene un compromiso con el senador Mario Castaño. Le dije que hay un límite en la política, por lo que yo no me uniré con él ni con lo que representa”.

Lizcano también aclaró a la opinión pública que no está aspirando a ninguna elección, sino que busca alianzas por el bien de Caldas, donde se privilegien los principios por encima del resultado.

No olvidemos que Mario Castaño, quien apoya al hijo de doña Adriana, es un político de dudosa procedencia en lo que se refiere a la ayuda económica que recibió para llegar a su cargo y además ha sido uno de los senadores más cuestionados ya que enfrenta una demanda por pérdida de investidura por ausentarse o retirarse de más 70 sesiones del Congreso de la República.

Por último, es bien sabido que si este primíparo político, “el hijo de Adriana” porque no se le conoce otra “virtud”, llega a gobernar Caldas, todo el departamento perderá. Hay grandes indicios de que podría acabar con eventos como el Festival de Teatro, por lo que se frenará la cultura local, se acabará el equipo de Fútbol, se politizará el Hospital de Caldas, entre otros males que podrían suceder.

Por lo tanto, esto significa una pérdida a la región y Caldas volverá al oscurantismo perdiendo el protagonismo político como una de las zonas más pujantes del país en los últimos años.

OPINIÓN: Jorge Cabrero

A %d blogueros les gusta esto: