Centrales Judicial Noticias Regiones

La corrupción dentro de la Secretaría de Educación Distrital

La Secretaría de Educación Distrital (SED) de Bogotá estaría pidiendo coimas a oferentes para adjudicar contratos de interventoría de servicios de vigilancia y seguridad privada.

De acuerdo con una denuncia conocida en exclusiva por LOS INFILTRADOS, la SED estaría utilizando recursos públicos para adjudicar contratos y beneficiar a compañías “amigas” que no cuentan con la experiencia ni la idoneidad para prestar servicios de este tipo.

Hasta 2016, la Secretaría de Educación exigía que los oferentes fueran compañías con “experiencia específica en actividades relacionadas con la supervisión y/o seguimiento y/o control y/o interventoría y/o auditoría técnica, administrativa, financiera y jurídica, en forma integrada, en contratos de servicios de vigilancia y seguridad privada”.

Sin embargo, para la adjudicación del contrato de 2017 todo cambió y se ampliaron las exigencias, al parecer,con el fin de favorecer a algún proponente que no contaba ni con licencia de funcionamiento por parte de la Supervigilancia, ni con experiencia específica en interventoría a contratos de vigilancia.

Entre los requisitos que modificaron, se encuentran la eliminación de la exigencia mínima técnica de la licencia de funcionamiento como compañía de asesoría, consultoría e investigación privada y permitieron que la experiencia exigida no fuera solo en contratos de vigilancia y seguridad, sino en cualquier tipo de interventoría.

De esta manera se posibilitó que los oferentes inexpertos pudieran quedarse con el contrato. Prueba de ello es que, en la publicación de los estudios del sector y costos, realizada por la entidad distrital, se evidenció que la totalidad de las empresas partícipes estaban en la base de datos de compañías asesoras, consultoras e investigadores de vigilancia que tiene la Superintendencia, lo cual era falso.

Lo cierto es que de las “17 empresas” que se presentaron, cuatro fueron aceptadas y no tenían nada que ver con prestar servicios de seguridad y vigilancia privada, ni contaban con licencia de funcionamiento:

SGS COLOMBIA S.A.S.: productos de suelos, minerales, industriales, agrícolas, de consumo, orgánicos y/o ecológicos y toda clase de maquinaria, equipos e instalaciones petroleras.

ING INGENIERÍA Y SISTEMAS S.A.S.: contribuir a elevar el nivel económico, social y cultural de los asociados y de la comunidad en general.

ARENA DE LA HOZ INGENIERÍA S.A.S.: explotación de actividades relacionadas con la ingeniería civil, la ingeniería ambiental, la ingeniería de sistemas.

SILVIA CARREÑO Y ASOCIADOS S.A.S.: diseño de obras públicas, privadas de cualquier naturaleza.

Finalmente, la Secretaría de Educación Distrital sacó de sus listas a las empresas con la idoneidad requerida para hacerse cargo de la interventoría a contratos de seguridad y vigilancia privada de la SED en 2017 y 2018, y le otorgó el contrato de MIL CUATROCIENTOS SESENTA Y OCHO MILLONES TRESCIENTOS OCHENTA Y TRES MIL QUINIENTO CUARENTA Y NUEVE PESOS. (1.468’383.549), a la compañía TOOL SYSTEM SOLUTION LTDA, cuyo objeto social incluye desde la venta de carne en canal, administración de páginas web, monitoreo de fauna silvestre, hasta la organización de ferias y eventos. Nada, absolutamente nada que tenga relación con interventoría, supervisión, seguimiento o auditoría a contratos de SEGURIDAD.

Y ¿qué dice la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada? NADA.

LAS COIMAS

Entre los documentos conocidos por LOS INFILTRADOS, se encontró una denuncia del año 2018 presentada por una empresa de seguridad que prestó sus servicios a la Secretaría de Educación Distrital, en la que le comunicaba a la Supervigilancia que varios servidores públicos de la SED les solicitaron onerosas sumas de dinero para la adjudicación del contrato de dicha vigencia, aduciendo que, de no acceder al pago, se eliminaría del pliego del concurso de méritos la licencia de funcionamiento como compañía de asesoría, consultoría e investigación privada expedida por parte de la Supervigilancia.

Teniendo en cuenta que no se accedió a la pretensión, en efecto, la habilitación técnica de la licencia mencionada fue eliminada en contradicción al concepto jurídico y técnico expedido por la misma entidad dentro del proceso.

Es decir, que la SED le quitó la posibilidad de participar en el proceso de 2017 y 2018 a varias compañías que contaban con suficiente experiencia, idoneidad y competencia para velar por los contratos de vigilancia y seguridad privada y evitar que estos presupuestos terminen en los bolsillos de los corruptos, como ha sucedido en los últimos dos años.

REDACCIÓN.

A %d blogueros les gusta esto: