Declaran alerta amarilla en tres localidades de Bogotá por contaminación

Según la Secretaría de Ambiente las condiciones meteorológicas que se han presentado a nivel regional y local, producto de fuertes inversiones térmicas, vientos provenientes del occidente con intensidad y frecuencia mayor a la habitual, e incendios localizados en la región, obligaron a declarar la alerta amarilla en las localidades de Bosa, Kennedy y Tunjuelito.

En particular el incendio en Quetame (Cundinamarca) y las quemas que se presentan en los llanos de Colombia y en mayor medida en Venezuela, que han influenciado la baja dispersión atmosférica en la ciudad, aumentando las concentraciones de contaminantes.

La alerta amarilla en estas localidades conlleva, por el momento, a la aplicación de medidas voluntarias, para los ciudadanos.

Entre ellas utilizar transporte público en vez de vehículo particular y en caso de tener que usar el vehículo particular, hacerlo de manera compartida. 

Se recomienda apagar los vehículos de carga mientras se encuentran detenidos y seguir las recomendaciones de ecoconducción como evitar acelerar y frenar bruscamente y realizar cambios abruptos de marcha.

Desde hace tres semanas el experto en salud pública de la Universidad de los Andes Luis Jorge Hernández ha enviado alertas sobre el incremento de los niveles de material particulado pm 2.5

Se trata de un polvillo que queda suspendido en el aire, que se mide en micras y que genera una capa sobre la sabana de Bogotá y se concentra en el occidente en localidades como puente Aranda, Fontibón, Kennedy, Bosa y Suba, entre otras.

Cuando las personas, en especial los niños, los adultos mayores y aquellos que tienen enfermedades respiratorias o cardiovasculares, respiran ese polvillo, se genera una infección en las células y eso desencadena en problemas de salud.

La recomendación del experto es no trotar, no hacer ejercicio al aire libre, usar tapabocas n95 y que los niños salgan a descanso a las 11 de la mañana o a las 3 de la tarde, dependiendo de la jornada

Este fenómeno se ha incrementado debido a que no están circulando vientos, lo que causa acumulación. También a las quemas que se han presentado en diferentes sectores de la ciudad, municipios aledaños y también a las que se han generado, incluso, en otros países por el fenómeno del niño. Todo ese material llega a la sabana de Bogotá.

REDACCIÓN.