Exdirectivo de Cemex entregará información sobre corrupción

Este jueves la justicia colombiana legalizará ante un juez el acuerdo judicial que dará un giro en el escandaloso caso que compromete a por lo menos tres ex altos directivos de la compañía cementera Cemex. El ex vicepresidente jurídico, Camilo González, recluido en la cárcel La Modelo de Bogotá y procesado por los delitos de administración desleal agravada y enriquecimiento ilícito agravado, se comprometió a delatar a altos ejecutivos de la multinacional. 

El caso lleva ya dos años dando vueltas en la justicia. El año pasado la Fiscalía sacó las primeras medidas de aseguramiento por la forma en que la multinacional adelantó el millonario negocio para adquirir la mina caliza —un lote de 400 hectáreas ubicadas en el municipio de Maceo, en Antioquia— con el que la firma buscaba ampliar considerablemente la operación en Colombia hasta en un millón de toneladas.

El lote estaba en ese entonces afectado dentro de un proceso de extinción de dominio contra José Aldemar Moncada, uno de los cerebros del desfalco a la Dian por recobros por exportaciones falsas de chatarra, condenado por lavado de activos. Antes de que pudiera dar su versión fue asesinado en 2016 con lo que dejó un importante vacío para la investigación. 

Hasta ahora, el ejecutivo de más alto perfil involucrado es el ex vicepresidente de Planeación de Cemex, Edgar Ramírez Martínez, quien fue declarado contumaz por un juez de Bogotá desde mediados de 2018 y también estaría en Estados Unidos cerrando un acuerdo de cooperación judicial. La justicia también dictó medida de aseguramiento contra Eugenio Correa Díaz, representante de la firma C.I. Calizas, quien estuvo a cargo de cerrar el negocio y está procesado por lavado de activos, enriquecimiento ilícito de particulares y falsedad en documento privado.

REDACCIÓN.