Se aproxima el fin de las corridas de toros en Medellín

La respuesta a un Derecho de Petición por parte de la secretaría de Gobierno, ratificó a los empresarios taurinos que en la ciudad sí se pueden celebrar estos festejos salvo por un detalle: que se debe presentar el contrato de arrendamiento del recinto donde se realice.

La secretaría de Gobierno de Medellín ratificó que la normatividad vigente en Colombia permite la celebración de corridas de toros en la ciudad. Sin embargo, es en los requisitos contenidos en el decreto municipal 1199 de 2011, por medio del cual se reglamenta la realización de espectáculos públicos, donde los empresarios que intentaban celebrar la temporada taurina de La Macarena encontraron lo que podría ser el principio del fin de la tauromaquia en la capital antioqueña.

Tras hacerse pública la respuesta a un Derecho de Petición enviado a la alcaldía de Medellín por parte del ganadero y empresario Alberto Cediel, la ilusión de los aficionados a las corridas de toros volvió a florecer por cuanto en la misma se ratifican las normas y excepciones que le dieron vía libre a los espectáculos taurinos “en los lugares en donde constituyan tradición”, según la sentencia C-666 de 2010 de la Corte Constitucional, que cobija a Medellín y a su plaza de toros.

Sin embargo, según le confirmó a EL MUNDO Ricardo Peláez Restrepo, vocero de D’Groupe, operador y accionista mayoritario de La Macarena, lo expuesto en tal documento no constituye ni un permiso ni una autorización, por lo que la cancelación de la temporada taurina sigue vigente.

REDACCIÓN.